Problemas de obesidad de nuestro conejo enano

La obesidad en el conejo enano suele ser bastante frecuente, ya que la mayor parte del día está en su jaula, únicamente comiendo y durmiendo.

La falta de ejercicio favorece notablemente el aumento de peso, así como el hecho de proporcionarle un exceso de golosinas por nuestra parte, ya que son muy altas en azúcares.


El aparato digestivo de nuestro conejo enano está preparado para recibir alimento únicamente de origen vegetal, siendo el heno el alimento que debe consumir mayoritariamente, seguido del pienso para conejo.

Si a parte de su alimentación básica y los diferentes cuidados le damos frutas y verduras frescas en exceso, combinado con las golosinas y la falta de ejercicio, conseguiremos en un breve período de tiempo que nuestro conejo enano se vuelva obeso.

Comprobar si nuestro conejo enano está obeso

Para comprobar si nuestro conejo enano está obeso, es suficiente con cogerlo por el lomo. Si el lomo es más ancho que las costillas, tenemos un problema de obesidad. Si por el contrario el lomo es igual o más estrecho que las costillas, significa que nuestro conejito está en su peso ideal.

La obesidad en los conejos enanos puede producirles problemas varios de salud, empezando por la higiene, ya que no podrá llegar a todas las partes de su cuerpo debido al aumento de volumen del mismo.

Otro problema que nos puede dar la obesidad es en la coprofagia. Seguramente alguna vez hemos visto a nuestro conejo comiéndose sus heces antes de que toquen el suelo, directamente de su ano. Esto es normal y necesitan hacerlo para aprovechar todas las vitaminas de los alimentos que ingieren. Si nuestro conejo está obeso, muy probablemente no va a llegar a su culete y no va a poder hacer todo el proceso de la coprofagia, produciendo alteraciones de salud y trastornos digestivos.

Cuánto menos fibra le demos a nuestro conejo enano, más posibilidades de que sus heces sean blandas, provocando que tanto el suelo de la jaula como las patitas del conejo enano estén sucias y húmedas.

A parte de todo esto, también podemos encontrarnos con diversos tipos de infecciones, como miasis (infección región anal), podo dermatitis (infección en las patas) o infecciones en la piel a causa de pliegues excesivos por acumulación de grasa.

Para evitar estos problemas por causa de la obesidad, recomendamos una dieta equilibrada, basada principalmente en heno ad libitum y pienso de calidad, juntamente con un par de horas de ejercicio al día fuera de la jaula.

Recomendación de cantidad de alimentación para nuestro conejo enano

Para que sirva de referencia, aquí dejamos unas raciones recomendadas de pienso según el peso de nuestro conejo:

– Conejos de menos de 500 gr. 30 gr. de pienso al día
– Conejos de 500 gr. a 1000 gr. 60 gr. de pienso al día
– Conejos de 1000 gr. a 1500 gr. 100 gr. de pienso al día
– Conejos de 1500 gr. a 2000 gr. 120 gr. de pienso al día
– Conejos de más de 2000 gr. 150 gr. de pienso al día

comprobar también

Cómo jugar con los conejos

Jugar con los conejos es muy recomendable, si no imperativo. Es una manera de interactuar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =